SPARTA – No Retreat no Surrender

A estas alturas y en esta época de Internet, donde el acceso a las bandas es más fácil, no es raro que bandas como SPARTA, que se fundaron en 1980 y sacan su segundo disco ahora, después de que hace dos sacaran el primero, no es ninguna novedad. Y así nos encontramos a SPARTA con “No Retreat no Surrender”, un trabajo largo donde parece no haber pasado el tiempo; esto es inglés, se mire por dónde se mire, y está lleno de temas del estilo de los 80 de Gran Bretaña. Así, tenemos cortes como el homónimo “No Retreat no Surrender” y “Flight of the Storm King”, que tienen ese sonido británico: riffs NWOBHM, con unos estribillos de carga más épica y teatral, a lo DEMON, con cambios lentos, tanto rítmico como vocales, a lo ANGEL WITCH, y buenos efectos de batalla que van apareciendo por detrás, acabando con unos solos muy heavies y pasajes muy MAIDEN.

 

Del mismo estilo es “Land of Mistery”, aunque esta, manteniendo ese plus de épica, tiene una actitud más punkarra y macarra a la hora de modular la voz. Eso sí, tiene unos pasajes de solos largos y heavies muy bien puestos. “Dark of your Mind” y “Victory” son riffs más eléctricos y heavies, con un sonido mucho más sabbáthico de los 80, con una voz, de nuevo, muy a lo británico. Una canción que podría recordarte a grupos más heavies de la NWOBHM, como HOLOCAUST. En cambio “Stand up for Heavy Rock and Metal”, pese a su título, es muy comercial y bailable, como una mezcla de T-REX y KISS pero con el aire británico del disco. Buenos riffs, estribillos alegres y solos rockeros y metalizados. Y acabamos con unas pistas más a medio tiempo, que son “Right to Fight” y “We are Gods” son medios tiempos muy melódicos, si bien tienen un sonido muy crudo, aquí la base es melódica, tanto en los estribillos como en el acompañamiento rítmico. Tienen unas entradas y salidas de guitarra muy finas y limpias. Unos cortes que entran a la primera, de nuevo con unos solos pulidos y de agradable escucha, también a medio tiempo, son “Lords of Time”, pero más hímnica, lineal en su contexto, pero efectiva, a golpes de riffs y estribillos épicos, un sonido más crudo, con cambios a pasajes más místicos, con buenos riffs y punteos pulcros, muy a lo MAIDEN, acompañados siempre por la voz al unísono como otro instrumento más.

En fin, un disco para conocer a fondo a esta banda y escucharla ahora mismo como si fuera la época en la que lo deberían haber sacado.

 
Suspect Records (2017)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin