THE CONTORTIONIST

Con su primer álbum, “Exoplanet”, los americanos THE CONTORTIONIST sorprendieron a propios y extraños con un sonido complejo a la vez que pegadizo y unas excelentes composiciones con mil particularidades que hacían de cada una de ellas, un propio mundo a descubrir. Pues bien, con su segundo “Intrinsic”, quieren dejar claro que son fruto de un día y aunque en mi opinión, no lleguen al brutal nivel del primero, sí que se acerca muy mucho a “Exoplanet”. Hoy indagamos más en su nueva obra con el vocalista/teclista Jonathan Carpenter.

Read the English version

– Hola, gracias por tu tiempo. ¿En qué estáis centrados ahora mismo? ¿Qué tal va todo en estos momentos con THE CONTORTIONIST?

¡Estamos maravillosamente! Ahora mismo estamos disfrutando de un poco de descanso antes de girar a finales de enero. Es genial estar con nuestras familias en vacaciones.

 

– Acabáis de lanzar un nuevo álbum, «Intrinsic», el cual ve la luz tras una obra maestra como «Exoplanet». Por ello, ¿trabajasteis bajo más presión con esta nueva obra? Y, ¿cómo ha sido por ahora la respuesta?

Cualquier tipo de presión o expectativas de nuestros actuales fans se nota, pero eso se tiene que dejar de lado hasta cierto grado, así podemos obtener frescura con nuestras habilidades y construir un sonido que para nosotros vaya más allá como músicos. En este disco hay mucha más melodía y creo que es más tranquilo que «Exoplanet».

 

– Personalmente creo que este nuevo álbum es musicalmente mejor que el anterior, con un sonido más rico. De todas formas, siempre habéis sido bastante dinámicos y vuestras composiciones siempre han sido muy cuidadas y han estado llenas de diferentes elementos por lo que, ¿dirías que el nombre del combo refleja la flexibilidad de vuestra música? Y creo que también se podría aplicar al título de este nuevo CD.

Photo by Chris C. Collins

Sí, la aplicación del nombre ha nuestro sonido parece haberse hecho más aparente a medida que seguimos. Además nos encanta la gente flexible, jaja.

 

– Este «Intrinsinc» me atrevería a decir que es incluso más variado que su predecesor. Cuando empezasteis a componer, ¿buscabais conscientemente un resultado tan brillante como el que obtuvisteis con «Exoplanet»? ¿Queríais, no hacer una copia, sino algo que de verdad atrajera a la gente o simplemente hacer lo que queríais sin prestar demasiada atención?

Absolutamente esperábamos crear algo más dinámico y más melódico que «Exoplanet». Creo que el resto fue hacer que el disco siguiera asiendo pesado, o a veces más pesado, pero siempre yendo hacia adelante hacia un sonido más maduro que querremos tocar durante los próximos años. ¡Creo que girar nos ha enseñado mucho sobre lo que realmente nos gusta escuchar y tocar!

 

– En general parece que habéis prestado más atención a la composición en general ya que, como he dicho antes, habéis incorporado una variedad extra añadiendo diferentes melodías, texturas y capas. Por eso da la impresión de que cada corte es un mundo distinto, pero todo el disco da una cierta sensación de ser una especie de viaje. ¿Qué piensas al respecto? ¿Cómo sientes tú personalmente esta placa?

Las letras reflejan un viaje más interno dentro de la imaginación, así que hay un rollo mucho más personal en algunos de los temas. Pero sigo manteniendo los temas cósmicos, sencillamente porque eso encaja muy bien con la música. Y desde empezar a componer esos temas, planeamos mucho y pensamos mucho sobre cómo debían fluir y sobre la identidad de cada corte. Uno de nuestros objetivos es que nadie confunda las canciones.

 

– Como he dicho, cada pista tiene su propia identidad, pero parece que todas sean parte del mismo concepto. ¿Cuál es? Si no me equivoco seguís explorando algunas ideas de ciencia ficción.

Sí, he vuelto al idioma científico que se encontró en el primer álbum… Pero como discute fenómenos cerebrales y emociones, tiene un mensaje personal. Pero en general el concepto del disco debe hacer que la gente se pregunta a sí misma sobre su importancia. Creo que hay un público al que le gusta preguntarse estas grandes cuestiones sobre la existencia y, simplemente, dejar que los problemas y mierda del día a día pase y usar nuestra imaginación y sentir conexión con las cosas que no vemos necesariamente.

 

– Y, ¿qué representa la portada? ¿Cuán fuerte es su vínculo con los temas de las letras?

Fue difícil reducir la portada a una imagen en particular, así que optamos por un layout claro y simple. Los tres símbolos presentan temas que se cubren en las letras.

 

– Este ha sido vuestro primer trabajo con Jonathan Carpenter ya en el grupo. ¿Dirías que con el habéis mejorado en cuanto a calidad? ¿Ha cambiado el proceso de composición?

Intentando no sonar como si me diera palmaditas en la espalda a mí mismo, jaja. Pero creo que sí, la composición ha cambiado mucho, y ojalá para mejor. Todo el mundo se metió en este disco sabiendo que el índice de voces sería mucho más alto, así que ese afectó a lo que estaban planeando para algunos temas. Los teclados se planearon mucho más y son más importantes que antes para las canciones. De otra manera, me considero un músico en el puesto de un cantante, así que también pienso y compongo así. Intento alejarme de las secciones instrumentales que no necesitan voces, etc.

 

– Uno de los cambios más notables que he notado en el disco es la producción. ¿Quién se ha encargado de tales menesteres?

Photo by Chris C. Collins

Esta vez fuimos a Audiohammer, en Florida. Trabajar con Jason y Eyal nos abrió los ojos y fue increíble. Clavaron la dinámica y, lo más importantes, las baterías REALES que queríamos y necesitábamos. Algunos de los temas tienen bastantes capas y creo que la mayoría de oyentes pueden decir que lo que están escuchando son interpretaciones reales. La sobre producción hoy en día es un problema real con los grupos de Metal, y cuando salen a tocar en directo no lo controlan. Así que esta vez hemos intentado mantenernos al margen de so y hacer algo que podamos volver a escuchar y sentirnos bien con ello.

 

– Tras el éxito que tuvo vuestro primer «Exoplanet»; ¿crees que la visión del grupo ha cambiado dado a la impresionante aceptación que obtuvo el disco? Puesto que imagino todo el mundo se preguntará si podéis mantener el mismo nivel.

Creo que la «visión» de la banda siempre ha sido un contraste. Las partes pesadas son todo lo pesadas que pueden ser, y las partes atmosféricas son completas, nos comprometemos a darle ambiente a la canción. Cuando entré estaba muy claro que los teclados y la voz serían una parte enorme de ese contraste. ¡Creo que a partir de aquí solo podemos ir hacia arriba! Aprendimos mucho sobre nuestra organización al componer y habilidades con este redondo. Todo es cuestión de organización cuando intentas tener el tiempo suficiente para hacer cada corte lo mejor posible antes de que se nos vaya de las manos.

 

– Imagino que ese disco os llevó a firmar con un sello tan conocido como Season of Mist. ¿Qué tal está yendo todo con ellos por ahora?

¡Genial! Es un honor ser compañeros de sello europeo con tantas bandas legendarias.

 

– Dicho todo esto sobre «Intrinsinc»; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?

Ummmm. Épico. Sexy. Esquizofrénico.

 

– La escena progresiva está mejorando y también es un género que no deja de crecer por lo que, ¿qué grupos nos recomendarías dentro del estilo?

LAST CHANCE TO REASON, si no habéis tenido la suerte de escucharlos. SKYHARBOR son cojonudos. INTERVALS, EVER FORTHRIGHT, KARNIVOOL.

 

– Y finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro más próximos?

Estaremos de gira a finales de enero con HATEBREED, DYING FETUS y SHADOWS FALL. Venid si estamos cerca vuestro. No me importa que sea un viaje de 3 horas. ¡Hacedlo!

 

Sergio Fernández

sergio@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin