VISION DIVINE

Tras la bifurcación de RHAPSODY OF FIRE o de actuar en directo como vocalista en KAMELOT tras la salida de Roy Khan hasta que dieran con Tommy Karevik, no se han descargado las pilas del cantante Fabio Lione y lanza lo que es su segundo disco con VISION DIVINE tras su regreso al combo. Este nuevo compacto de los italianos es una obra conceptual que narra la historia de algunas personas que exploran el espacio, pasando por distintas emociones en cada una de las canciones. Indagamos más en este nuevo compacto gracias a esta charla telefónica que mantuvimos con Olaf Thörsen.

– Hola, antes de nada me gustaría darte las gracias por dedicarnos parte de tu tiempo.

De nada.

 

– Bueno, dentro de muy poco sacáis nuevo disco, «Destination set to Nowhere». ¿Cómo os sentís al respecto?

Estamos muy contentos porque este es un álbum muy importante para nosotros. Sé que todos los grupos consideran el disco que están a punto de sacar muy importante (risas), pero este álbum realmente tiene un significado especial para nosotros porque pasamos un año entero con la composición, con la producción… Y estamos con Edel que, desde luego, es uno de los sellos más prestigiosos que tenemos en Europa. Así que trabajamos mucho en este disco y somos conscientes de que esta obra es muy buena, ha recibido una gran respuesta en revistas, en críticas, y tenemos expectativas altas. Por lo que todo está yendo realmente bien y estamos muy emocionados de que el capítulo esté a punto de empezar, por así decirlo. Estamos muy contentos con cómo están yendo las cosas por ahora.

 

– Genial. Bueno, pues adentrándonos un poco más en este nuevo trabajo, antes de todo me gustaría que contaras un poco el concepto del CD.

Sí. Este disco toma inspiración de los problemas políticos y sociales que, creo, todo el mundo está viviendo, ahora especialmente en países como Italia o España (risas). La situación no es demasiado alegre, y empecé a pensar, en términos de conceptos, hacerlo con un aspecto fantástico, porque no quiero que nos convirtamos en una banda política. Me pregunté qué haría si fuera un hombre con la tecnología necesaria como para hacer algo que no tuviera límites y, definitivamente, lo que haría sería coger una nave espacial y me iría. Me iría porque estoy bastante harto de los políticos, de cómo están yendo las cosas e estos momentos en la Tierra. Contamos la historia de este hombre que organiza esta despedida de la Tierra y junta a toda la gente que tiene la misma opinión sobre esta situación. Así que toda esta gente que tiene la misma idea sobre el mundo perfecto, sobre una sociedad perfecta, decide dejar la Tierra e intentar buscar un nuevo lugar donde poder empezar un mundo mejor. Entonces el disco sigue con la búsqueda de algo como un planeta donde podrían empezar, y hacia el final explicamos cómo finalmente encuentra ese sitio y… Bueno, no quiero contar toda la historia, pero podría decir que empiezan vida nueva en esa planeta, pero las cosas no van tan bien como habrían esperado porque, aunque toda esa gente tenga la misma idea sobre una buena sociedad, la naturaleza propia del ser humano no es tan perfecta como podríamos esperar, así que empiezan a surgir problemas, y son los mismos problemas que había en la Tierra.

 

– De hecho creo que parece como que cada tema del álbum, en cierta forma, transmite el estado de ánimo, o la naturaleza propia del ser humano que has mencionado, y el estado mental de los personajes de la historia. ¿Era esto también algo que querías capturar con todo el disco y con todo el concepto?

Sí, sí. Aparte de la historia, que se puede explicar como una especie de narración o una película, también hay un significado interno que es la naturaleza propia del ser humano, y también el hecho de irse en busca de algo, es parte de la naturaleza humana, de su instinto, puesto que el hombre siempre ha buscado algo más de lo que tiene para intentar mejorar. Empezamos la historia con los romanos, que empezaron a navegar, después estuvo Colón, que descubrió América, y a poco a poco se descubrió todo el planeta. Creo que también está en la naturaleza del ser humano querer siempre más, encontrar siempre algo mejor. Pero la gran parte del tiempo todos los problemas que tenemos, son problemas que creamos (risas), y no importa a dónde vayamos o si mejoramos en tecnología o en términos económicos; parece que los problemas nos siguen porque, básicamente, somos quienes los creamos.

 

– Bueno, de hecho eso que he mencionado creo que da a toda la obra una emoción muy fuerte. Pienso que este, en cierta forma, aspecto emocional del álbum lo hace diferente a vuestros anteriores discos pero, ¿cuáles dirías que son las principales diferencias entre «9 Degrees West of the Moon» y este nuevo «Destination set to Nowhere»?

«9 Degrees West of the Moon» fue la placa más oscura que jamás hemos compuesto en cuanto a significado, ya que va de un hombre que pierde a su niño, así que fue un redondo muy personal que tenía un significado muy personal, y diría que «9 Degrees West of the Moon» es el compacto que he escrito más para mí mismo primero, y después para los oyentes. Cuando un músico hace (como hice yo) muchos discos en su carrera, a veces hace un plástico que, por decirlo de alguna forma, es más para los seguidores, que resultan ser trabajos que suenan exactamente como la gente esperaría. Pero también, cuando has hecho muchos CDs, al final sientes la necesidad de editar algo que sobretodo sea para ti mismo primero y después para los oyentes, y ese fue el caso de «9 Degrees West of the Moon».

 

– De todas formas imagino que siempre compones música para ti mismo, antes de todo…

Siempre es así, pero ese trabajo, dado a que era como una especie de autobiografía en cuanto a letras y conceptos, era algo que necesitaba componer para mí mismo. Y dado a los argumentos, la pérdida de un niño, la música también tenía una atmósfera un poco distinta, o diferentes colores. Eso era a lo que me refería.

 

– Vale. Bueno, ahora profundizando en el aspecto musical del largo; siempre habéis mezclado ciertos elementos Power Metal con ciertas melodías progresivas… Pero esta vez he notado grandes inspiraciones del Rock clásico y del Rock progresivo incluso. Así que, ¿os habéis abierto a nuevas influencias o planeáis tocar de forma distinta para obtener un producto final diferente?

Sí, muchas gracias (risas). La verdad es que con este disco mucha gente no está viendo estas influencias de, no del Metal progresivo, sino de la verdadera música progresiva. No es algo intencionado; es música que todos escuchamos desde que éramos pequeños, por lo que no diría que pensáramos intencionadamente: vamos a hacer algo al estilo… No sé, GENESIS, o MARILLION, o EMERSON, LAKE & PALMER, algunos de los grupos que se suelen mencionar cuando se hace una reseña del grupo. Pero, como siempre digo, estamos acostumbrados a componer la música que sentimos, así que normalmente no calculamos en plan: «hagamos un disco progresivo», o «hagamos un álbum de Power Metal». Tocamos la música que podemos tocar y componemos la música que podemos componer, no lo hacemos a propósito. También me he dado cuenta que con los años, cuantos más discos intentas hacer, intentas innovar, intentas no repetirte, y lo intentas incluso sin pensar: «quizás deberíamos explorar algunos otros aspectos de la música que nos gusta». Por supuesto, la música progresiva es algo que todos escuchamos, así que está bien. No diría que tocamos Power progresivo o cualquier cosa, cualquier cosa nos suena bien porque es música que escuchamos, así que creo que al final la categoría en la que quieres poner el redondo no importa, apreciábamos el disco antes de pensar si era Power, progresivo o cualquier otra cosa (risas).

 

– Entonces imagino que en el grupo el proceso de composición también debe ser algo bastante espontáneo…

Sí, sí, solemos componer al estilo tradicional. Me refiero a que siempre estamos en el estudio con la guitarra, nos sentamos ahí, solemos beber algo de cerveza, nos relajamos, fumamos un cigarrillo (risas). Nos relajamos. Y cuando encontramos algo bueno lo grabamos y hacemos todo a partir de ahí, seguimos con ello al día siguiente y así. Entonces, cuando creemos que tenemos suficiente material para un buen CD, empezamos a volver a trabajar en todo; tomamos el material que tenemos e intentamos hacer que todo encaje, y ahí es dónde surgen las canciones. Creo que es un proceso muy natural, es absolutamente lo contrario a lo que sería componer un álbum con una idea clara de lo que queremos tener.

 

– Ajá. Bueno, de hecho creo que esta nueva obra es más completa o compleja que vuestro anterior álbum pero, al mismo tiempo, habéis creado algunos momentos muy pegadizos. Así que, ¿cuán grande es el papel que juegan en vuestra música los contrastes entre estructuras complejas y un enfoque directo?

Sí, gracias por esta pregunta, es cierto. Tras el primer proceso de composición escuchamos el material que teníamos y nos dimos cuenta de que la música en sí era un poco más complicada que antes. Nos gustaba mucho pero, al mismo tiempo, nos preocupaba hacer un disco demasiado progresivo. Así que el segundo paso del álbum fue centrarse en las melodías e intentar que todo se fundiera para sonar fácil a los oyentes, porque nunca hemos querido hacer algo que pudiera resultar demasiado complicado. Quizás sea complicado, me refiero a que las estructuras son complejas, pero no suenan así al oyente porque, en nuestra opinión, cuando algo suena demasiado complejo, eso significa que no has hecho un buen trabajo.

 

– Sí, bueno, y la gran parte de veces, cuando la música es muy compleja, no suele dar un sentimiento demasiado profundo al oyente.

Exactamente. Creo que cuando la música es muy complicada, aquellos que la han compuesto lo han hecho para otros músicos, es como para demostrar lo bueno que eres tocando (risas). Pero eso es algo que ya no necesitamos. Somos lo suficiente maduros como para no necesitar demostrar lo buenos que somos y blablabla. Ya sabes, tan solo nos preocupamos por hacer los mejores discos. Necesitamos dar emociones, y también necesitamos sentir esas emociones cuando grabamos un disco. Así que la melodía siempre tiene que estar en el centro de la música que tocamos. Esta vez la primera parte de la composición resultó ser más compleja, creo que técnicamente este disco es el más complicado que hemos grabado, pero fue ahí cuando decidimos centrarnos en la melodía, y tuvimos que trabajar duro en cuanto a resultados finales para hacer que el álbum sonara pegadizo. Porque, para nosotros, la melodía es mucho más importante que cualquier otra cosa.

 

– Absolutamente, y de hecho diría que esta es una de vuestras mejores obras hasta la fecha por lo que, ¿siempre intentáis superar vuestro anterior placa o simplemente dejáis que todo fluya a su manera?

Sí, sí… Siempre hemos dejado que las cosas fluyan, y a veces incluso demasiado (risas). Lo que cambió en este disco en comparación con los anteriores también fue la producción. Por primera vez produjimos el disco, lo produje yo en primera persona, no tuvimos a terceras personas formando parte de la creación del disco, porque el último álbum que hicimos, que como hemos dicho antes fue «9 Degrees West of the Moon», nos dio una experiencia muy mala en cuanto a resultados finales porque el CD fue producido por otra persona, y al final lo que teníamos en nuestras manos no era lo que queríamos tener. Así que esta vez dijimos: «vale, vamos a trabajar totalmente solos, y vamos a hacer que suene exactamente como queremos. Le daremos la emoción que queríamos darle cuando empezamos a componerlo.». Estamos particularmente orgullosos de este lanzamiento.

 

– Y, ¿es fácil ser totalmente objetivo con tu propio material?

No, nunca es fácil, nunca es fácil, por eso siempre dejamos algo de tiempo. Como te he dicho, esta vez nos llevó más de un año y eso fue porque, por supuesto, cuando compones algo y lo grabas, sientes la emoción de escuchar lo que acabas de hacer, de escuchar si suena bien, si es pegadizo, si las líneas vocales son buenas, si las guitarras suenan genial, y a ti todo te suena bien. Así que decidimos parar durante un tiempo. Nos centramos en otra cosa y luego volvimos a escuchar de nuevo lo que hicimos en el pasado. Cuando escuchas algunas cosas por primera vez te suenan bien, pero quizás después de un tiempo te das cuenta de que ya no es tan bueno. En un proceso tan largo siempre es difícil, es por eso que normalmente siempre recomendaría tener un productor (risas), porque es fácil tener a alguien de fuera para escuchar y juzgar libremente. Lo hicimos, fue duro, pero estoy muy satisfecho con los resultados.

 

– Entonces veo que tomaros vuestro tiempo con este álbum ha tenido sus efectos positivos sobre el resultado final.

Sí, sí, estoy muy contento, y creo que ha sido un esfuerzo muy duro para nosotros como músicos porque, como dices, necesitábamos alejarnos de lo que estábamos escuchando, y no es algo fácil de hacerlo. Necesitábamos centrarnos en las canciones, incluso aunque quede extraño decirlo, teníamos que escuchar los temas como si no los hubiéramos compuesto y tocado nosotros.

 

– Bueno, ahora cambiando de tema; he leído que estáis trabajando en un vídeo del corte «Mermaids from their Moons»…

Sí.

 

– ¿Qué tal está yendo por ahora el proceso?

Oh, está terminado, está terminado. Ahora estamos esperando que el director nos de la versión final. Si me preguntas cuándo saldrá, no lo sé (risas). Ha sido un proceso bastante complicado, grabamos el vídeo muchísimas veces de distintas formas; todos juntos, luego por separado, después también fuimos actores haciendo algunas partes… Así que no sé cómo será el vídeo final, pero lo que he visto de la compañía que ha producido el vídeo es muy profesional. Creo, espero, que sea un vídeo profesional. La atmósfera será al estilo de las letras y del argumento de la pista.

 

– Genial. Y bueno, ¿pensáis hacer algún otro vídeo para este nuevo plástico?

Sí, ahora estamos barajando la posibilidad de hacer un segundo, pero aún estamos escogiendo el lugar, porque si lo hacemos queremos tener un vídeo completo, y también será difícil elegir la canción adecuada para un segundo videoclip, porque mi idea es hacer algo no convencional. Así que elegiremos otro tema fácil. Nos gustaría algo como «Destination set to Nowhere», que es bastante extraña.

 

– Perfecto. Y finalmente, ¿qué planes de futuro a corto plazo tenéis?

Actividad en directo, definitivamente (risas). Empezaremos justamente desde España el 28 de septiembre, o el 29. Estaremos en España en el Gineta Rock, y ese será nuestro primer concierto para este disco. Después estamos debatiendo las posibilidades de hacer una gira europea en otoño. Y ya sabes, lo típico, intentaremos girar todo lo que podamos, y después llega el típico discurso que sueltan todos los músicos (risas). Por supuesto, nuestra intención es tocar tanto como nos sea posible, así que veremos qué sale. Desde luego, todo dependerá de lo bien que vaya el álbum (risas).

 

– Sí. Bueno, estoy segura de que irá genial (risas).

(risas). ¡Eso espero!

 

– Bueno, pues esto ha sido todo por mi parte, muchas gracias por tu tiempo, una vez más.

Gracias a ti. Pasa una buena tarde. Cuídate.

 

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin