GRAVEYARD – The Altar of Sculpted Skulls (EP)

Muchos son los grupos que últimamente se han apuntado a revivir los días dorados del Death Metal sueco, y a estas alturas no creo que sea necesario recordar nombres. Muchas han sido las formaciones que a día de hoy han capturado esa música, pero muchos de ellos parecen predispuestos a caer en el olvido en cuestión de poco tiempo. Por otro lado, hay bandas que no se limitan a copiar algo que se inventó hace décadas, hay bandas que le añaden al estilo tradicional su propia personalidad y que, aunque no hagan algo original, lo hacen realmente bien. Es más, hay formaciones que no únicamente retratan la música de principios de los 90, sino que hacen algo mucho más difícil: transmitir el sentimiento que nos regalaban aquellas primeras placas. Agrupaciones que logran conseguir eso, de lo contrario a muchas otras, merecen un digno hueco en nuestra estantería, y ese es el caso de GRAVEYARD (los españoles, y no esos de “Hisingen Blues”).

GRAVEYARD han mostrado ya su valía no solo en directo y con algún que otro trabajo de corta duración, sino que nos dejaron boquiabiertos en 2009 con su álbum debut, “One with the Dead”. Ahora siguen pisando su fuerte con su nuevo EP, “The Altar of Sculpted Skulls”. Un EP formado por 6 cortes, 2 regrabaciones de obras anteriores y 4 pistas completamente nuevas en las que siguen con la mejor tradición del Death Metal sueco.

El trabajo abre con la potente canción que da nombre al disco. Un corte rápido que va adoptando, a medida que pasan los segundos, un tempo más lento y un ambiente más rancio. Este corte ya es una gran prueba de la buena labor guitarrera que reina a lo largo de todo este EP: una labor dinámica, con interesantes riffs melódicos y exquisitos solos cada uno con su propia personalidad. El trabajo de batería es también digno de reseñar, con un gran dinamismo que se adapta a la perfección a los cambios de los cortes que habitan en este trabajo. “An Epitaph Written in Blood” es un ataque de shreds que vuelve a mostrar el protagonismo de las guitarras y en el que la voz, guturales realmente profundas y bestiales, no podrían encajar mejor con la atmósfera oscura de GRAVEYARD. “Deathcrowned” es uno de los cortes más densos y asfixiantes de este trabajo (a veces podría parecer tener cierto toque ASPHYX), de nuevo con un interesante solo de guitarra y distintas dinámicas. “Cult of the Shadows” me atrevería a decir que es una de las mejores canciones de este “The Altar of Sculpted Skulls”. Se trata de una pista instrumental que muestra una gran composición tras ella (y, como siempre, la ejecución da en el clavo del primer al último riff) en la que se mezcla un ambiente casi hipnotizante con un sonido rugoso y una gran melodía. “Ritual” es otra apisonadora que nos destroza el cuello sin miramientos. Finalmente nos encontramos con “Howl of the Black Death”, otro corte digno de reseñar y que conjuga a la perfección todos los elementos de la bada.

 

En “The Altars of Sculpted Skulls” no hay ningún relleno, ninguna canción mala, ningún tema que no destaque. Tanto la composición como la ejecución roza la perfección en todo momento. Por si todo esto fuera poco, han logrado captar y transmitir el sentimiento y los ambientes de los mejores discos del Swedeath de la vieja escuela y a eso, sin lugar a dudas, ayuda esa producción tan sucia y cavernosa que han tenido para este trabajo. Lo cierto es que absolutamente cada detalle hace que parezca un EP creado a principios de los 90, incluso la portada (creada por el afamado Matt “Putrid”) lo logra.

 

GRAVEYARD no solo demuestran que hoy en día en nuestra tierra podemos hacerlo mejor que en Suecia, sino que el Death Metal sigue vivo, que no hay necesidad de experimentar para hacer algo bueno, memorable y, sobretodo, atemporal. Y es que si algunos echabais de menos lo que algún día nos regalaron bandas como CARNAGE o DISMEMBER, aquí tenéis a unos tipos que dejan en un nivel muy alto el legado que bandas como aquellas dejaron.

A día de hoy el sello Pulverised es toda una garantía en cuanto a lanzamientos de DM se trata, y no hay mejor prueba que estos catalanes.

 

Cerveza y headbanging son los perfectos acompañantes para degustar a la perfección una aplastante dosis del Death Metal más mórbido al estilo de la vieja escuela como esta, en la que el único defecto es que sea un breve EP que nos deja con ganas de más.

Pulverised Records (2012)

Puntuación: 9,5/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin