MANILLA ROAD

La banda americana de Wichita MANILLA ROAD saca nuevo disco este 2011. Hoy Mark Shelton responderá a nuestras preguntas y conoceremos un poco más la historia y el presente de una de las bandas más originales y creativas del underground metálico.

Read the English version

- Para empezar gracias por concedernos la entrevista. Y bueno, ¿cómo se encuentra MANILLA ROAD con este nuevo trabajo?

Estamos muy orgullosos de “Playground of the Damned”. Creo que es uno de los mejores discos que hemos sacado.

 

- He tenido de la oportunidad de escuchar algún tema del mismo y me ha sorprendido la producción; es un sonido muy de vuestra primera época. ¿Es lo que buscábais o simplemente ha salido así?

Nuestro estilo de producción siempre ha sido diferente. Lo que realmebte buscaba en “Playground…” era un sonido que fuera cercano a cómo suena la banda en directo cuando estamos tocando con todo nuestro equipo. Cuanod giramos por Europa no siempre terminamos con el equipo con el que tocamos en Estados Unidos. A Cory le gusta que su sonido de batería sea un poco más seco de lo que a mí me gusta, pero quiere asegurarse de que todas esas partes intrincadas sean audibles. Quería una buena mezcla donde las

partes de todos los instrumentos se pudieran distinguir bien pero, al mismo tiempo, tener un sonido jodidamente pesado y que mantuviera el auténtico estilo de MANILLA ROAD. Nuestras mezclas siempre sonarán distintas a la mayoría de bandas de hoy en día porque no usamos baterías programadas o con samples, y los ampliciadores de los micrófonos jodidamente altos porque es éso lo que hacemos en directo. Me gusta mantener auténtico al género de música que tocamos y algunas ideas y técnicas de producción a la vieja escuela son la mejor forma de lograr éso. Quizás no suene tan pulido y perfecto cómo otras grabaciones, pero puedo avalarlo al 100% porque somos nosotros tocando nuestros instrumentos, sin mentiras. No hay partes de “cortar y pegar” en las voces, por lo que todas suenan igual y baterías reales con el batería tocando todas las partes, no cuantizando el material, así que el tempo es perfecto. Usamos un metrónomo para mantener nuestro compás igualado, pero lo que oyes es lo que tocábamos y no lo que una máquina hizo mejor.

 

- Después de vuestros dos últimos. trabajos “Gates of Fire” y “Voyager”, que eran conceptuales y épicos, con un minutaje superior a la hora; ¿”Playground of the Damned” era la idea que teníais en mente? Me refiero a volver a hacer un disco más directo

y con menos minutaje.

 

Sí. Esa fue nuestra intención esta vez. Nos encantan los redondos conceptuales pero no quiero limitar el grupo solo a éso. MR siempre ha sido una banda muy experimental y quiero mantenerla así. Estoy seguro de que el próximo compacto quizás será más conceptual, pero para éste queríamos tener un poco más de libertad con el contenido y recordarle a todo el mundo que simplemente podemos hacer cualquier cosa y no estamos cerrados a cualquier tipo de surco conceptual.

 

- Cada disco de MANILLA ROAD suele tener una historia que se complementa con unas portadas, en ocasiones, muy surrealistas. Explícanos un poco la historia de este nuevo trabajo y qué habéis

querido representar en la portada.

Bueno, este redondo es bastante oscuro en lo que se refiere a los temas que se cubren en los temas. Quería una portada que refleja éso también y, al mismo tiempo, también quería mostrar dentro del libreto que el combo no ha olvidado sus raíces. Por ello tenemos algunos emblemas y fotos antiguas de ROAD en distintos momentos. Creo que Marcus Vespur hizo un gran trabajado teniendo viejas reliquias de Larnoy (RIP), mantiene la imagen de Larnoy. Qué gran pérdida para el mundo del arte cuando murió. Sigo de luto.

 

- Hablar de MANILLA ROAD es hablar de lo que llamaban la US EPic Metal 80. Hoy no quiero dejar pasar la oportunidad de hablar un poco de vuestra historia. ¿Cómo nace MANILLA ROAD? Desde un primer momento se nota que sois una banda especial, yo siempre he definido este estilo cómo algo místico cósmico. Me parece que sois una banda capaz de ser tan primitivos cómo adelantados a vuestro tiempo. ¿Cómo nace el sonido MANILLA ROAD?

Nació del amor por todos los estilos de música. Me gustaba todo que fuera Metal raro melódico, o incluso simplemente Rock ‘n’ Roll. Escuchaba cualquier cosa, y también todo lo que escuchaba tuvo una influencia sobre mí. La banda empezó sin querer ser una formación típica. Me esforzaba para

cambiar el mundo de la música Metal y sigo haciéndolo. Estoy buscando el eslabón perdido y, por los grandes dioses, lo voy a encontrar o moriré en ello. Me encantan las cosas místicas y me encantan las buenas lecturas que me dan ideas para la música y poesía. Me encanta juntar ambientes musicales, o lo que yo llamo paisajes sónidos, que evocan las visiones de la música a tu cabeza. No simplemente escuchar las palabras decir cosas sobre el tema del corte, sino que la música en sí misma dé las visiones correctas del contenido de los temas. Por Crom, simplemente amo totalmente el proceso de hacer música y las historias interesantes. Soy adicto a ello y no puedo parar. Es cómo si estuviera poseído. Hey, quizás lo estoy.

 

 

- En 1980 y 1982 sacáis vuestro primeros trabajos “Invasion” y “Metal”. Aquí sonáis bastante rocosos, aunque ya en canciones cómo “The Empire” o “Cage of Mirrors” se nota ya una evolución sin salir de los primeros discos. ¿Cómo fueron estos trabajos y

estos inicios?

 

Esos primeros proyectos fueron cómo intentar aprender a correr antes de aprender a andar. En medio de USA. Dónde no había nada moderno en lo que a material de la industria musical se refiere. Fue un camino duro en el que hacer crecer un grupo. Pero estábamos dispuestos y con la determinación de hacer que ocurriera, así que formamos nuestro propio sello discográfico y, simplemente, fuimos directos a por ello. O íbamos a brillar o nos quemaríamos. Afortunadamente, parece que todavía no nos hemos quemado. Vamos a por las 4 décadas llevando el Manilla Metal.

 

- Entre 1983 y 1986 salen “Crystal Logic” ,”Open the Gates” y “The Deluge”. Para muchos es vuestra mejor etapa y los mejores trabajos que sacásteis. ¿Cómo fueron estas grabaciones? Y, ¿pensáis vosotros que también fue vuestra mejor época?

Es bastante raro que la gente la vea cómo nuestra mejor etapa porque aquellos discos no tuvieron todos los mismos componentes en ello y el enfoque fue un poco diferente de disco a disco, cómo han sido todos

nusestros proyectos. Lo que intento decir es que Rick Fisher fue un batería muy diferente a Randy Foxe y “Crystal Logic” no está para nada cerca de ser el mismo tipo de álbum que los otros dos que has mencionado. Son distintos en cuanto a estilo y también en cunato a interpretación. Entiendo que muchos fans que nos conocieran entonces pensara que fue nuestro mejor momento, pero nuestros seguidores más nuevos discutirán que la mejor música que hemos hecho desde el 2000 son nuestros mejores lanzamientos. Yo mismos siempre he pensado que en lo que estoy trabajando ahora es lo mejor que he hecho jamás. Pero si tuviera que elegir mis discos preferidos de todos los años ésta sería la lista. “The Deluge” (primer álbum que hice jamás del que me encanta cada nota de él), “Mystification”, “Atlantis Rising”, “Gates of Fire”, “Voyager” y “Playground of the Damned”. Por supuesto, hay canciones y momentos que me encantan de todos los otros discos, pero pienso que los conceptos de estos álbumes son mis preferidos y me satisfajo mucho el resultado total de esos trabajos.

 

 

- Ya en 1987 y 1988 sacáis dos discos más orientados a un sonido más Thrash pero sin perder la esencia de la banda. ¿Fueron “Mystification” y “Out in the Abyss” dos buenos trabajos en ese

momento?

Sí, también me encantan ambos. “Mystification” quizás un poco más por las cosas de Poe. Simplemente en aquel entonces continuábamos siguiendo el camino más rápido y pesado. Pero siempre habrá el sonido de MANILLA ROAD mientras esté involucrado en la producción de los redondos. Siempre pongo mi propio sello en el estilo de la música, grabación y mezcla. Quizás no sea siempre del gusto de todo el mundo, pero es lo que he escuchado en mi cabeza la mayor parte del tiempo y simplemente intento tocarlo para todo el mundo a la manera que creo que se debe escuchar. Si a la gente no le gusta, entonces para mí está bien porque entonces no están forzados a escuchar MANILLA ROAD. Es una opción y, simplemente, estoy orgulloso de que mucha gente piense que MANILLA ROAD es una buena elección.

 

- En el 88 sale “Live Road Kill; ¿cómo eran los conciertos de MANILLA ROAD en los 80? ¿Tocábais de un modo underground o llegásteis a telonear alguna gira importante?

Hicimos ambas cosas. Dimos muchos conciertos solos, y esos fueron los que grabamos para el disco “Live Roadkill”. Pero también tocamos entonces cómo teloneros de otras bandas cómo KROKUS y TED NUGENT. Los conciertos que

dimos nosotros solos fueron cómo una mezcla de MANILLA ROAD y KISS. Nos encantaba hacer explotar todo sobre el escenario, y lo hicimos durante mucho tiempo. Niebla, llamas, humo y luces y cadenas con botas de cuero todos menos Randy Foxe. Nunca le pudimos poner nada de cuero. Realmente no era un metalhead, tan solo le gustaba reventar la batería muy duro, por lo que la música Metal era el único lugar en el que podía hacerlo. Corríamos cómo chicos locos rompíamos a pedazos maniquíes sobre el escenario y hacíamos cosas sangrientas. Fue muy divertido pero, a medida que pasó el tiempo, decidimos que la música debía ser la parte más importante del espectáculo y no la presentación.

 

- Entrados en los 90 aparece lo que es para mí el mejor trabajo de la banda- “Courts of Chaos” nos devuelve unos MANILLA ROAD pero también muy sinfónicos, ¿teníais claro que después de dos discos tan fuertes debíais volver a lo que mejor sabíais hacer?

“Courts of Chaos” fue la época más dura por la que jamás he pasado con MR. Randy y Scott por aquel entonces se odiaban el uno al otro y fue casi imposible terminar ese disco. Sabíamos mientras estábamos grabando que la banda no iba a sobrevivir mucho tiempo con esa formación. Fue un paso atrás dentro de la naturaleza épica de la banda pero, al mismo tiempo, odiaba

el sonido de la batería en él. En ese compacto usamos (la única vez) batería

programadas y samples y lo odié cuando estaba todo acabado porque no sonaba para nada a nosotros en directo. Y a día de hoy sigo pensando que las baterías programas y con samples son una mentira. Quiero escuchar cómo suena el batería y su equipo. No cómo suenan los samples de batería más modernos. Si me preguntas, éso es cómo si la tecnología del Rap infectara la música Metal. Llámame old school si quieres… estoy orgulloso de ello. Toco música con ayuda de máquina. No toco máquinas que hacen la música por mí.

 

- Luego, en 1992, aparece otro trabajo sublime para mi gusto, el cual no debería haber salido con el nombre de la banda pero al final así fue. “The Circus Maximus” es un alarde de estilos en un mismo trabajo extraordinario. Háblanos un poco de cómo surge este disco y cómo nacieron estas ideas para el mismo.

Empecé ese proyecto con la idea de que fuera un álbum en solitario con algunos músicos, pero los chicos con los que empecé a tocar era también tan buenos escribiendo que se convirtió en una banda muy rápido. En total fueron 3 músicos diferentes con 3 enfoques distintos al escribir y tocar. Combinamos todo éso en un único grupo y todos contribuímos con la música, letras y voces. Fue una época genial. Al principio pretendíamos que fuera solo un proyecto para grabar, pero después decidimos dar algunos conciertos en Wichita. Fue tan bien en directo (cómo CIRCUS MAXIMUS) que seguimos tocando conciertos durante unos 2 años o así. Aunque nunca

tocamos en directo bajo el nombre de MANILLA ROAD. Hicimos algunos cortes de MR en el grupo, pero siempre fuimos CIRCUS MAXIMUS.

 

- ¿Qué pasa entre 1992 y el 2001? Hay un largo parón donde la banda no hace nada. ¿Estábais separados o, por el contrario, fue un largo descanso? ¿Qué hiciste durante ese tiempo?

Tras CIRCUS MAXIMUS volví a juntar ROAD durante un tiempo, con Randy Foxe y Harvey Patrick (bajo). Escribimos algo de material y dimos algún concierto y estuvimos rondando por la escena local, pero no había mucha cosa para nosotros en la zona. Y después de un poco de tiempo nos volvimos a separar porque Randy y Harvey no se llevaban bien. Seguía pensando grabar otro disco de MR con Randy y estuve esperando que hiciera sus pistas de batería, pero se convirtió en una espera infinita y al final nunca pasó. Así que, durante ese tiempo, terminé mi máster en gestión de empresas y conseguí un buen trabajo y me casé y empecé a tener hijos. Volví a jugar al gold y empecé a ganar torneus amateur. Lo pasé genial haciendo éso durante varios años. Básicamente, dejé la música durante un tiempo y simplemente viví la vida cómo una persona normal. Y lo odiaba porque no puedo vivir sin tocar música.

 

- En el año 2000 volvéis a estar de nuevo sacando material. Discos cómo “Atlantis Rising” y “Spiral Castle” nos dejan el lado más Epic Doom de MANILLA ROAD. ¿Cómo fue esta nueva etapa?

Bueno, me sorprendió muchísimo ver que seguíamos teniendo demanda en Europa. Llamamos la atención de un sello (Iron Glory) que quería reeditar “Crystal Logic” y lo hicimos con ello y se vendió tan bien que nos invitaron a tocar en el Bang Your Head Festival en Alemania en el 2000. Nosotros, Bryan Patrick y Mark Anderson y yo, habíamos estado trabajando en un nuevo proyecto, de todas for,as iba a ser otro disco en solitario de SHARK. Bueno, tenía a Mark Anderson abordo para el concierto en Alemania conmigo y le pregunté a Randy si podría ir. Dijo que sí al principio, así que acepté tocar en el festival y entonces, unos pocos días después, Randy decidió que no quería ir y me dijo si yo tampoco podría ir porque no podría

haber MANILLA ROAD sin él. Bueno, ambos nos gritamos durante varios días y después, por fin se acabó y nunca hemos vuelto a hablar desde entonces. Pero aún así conseguí otro batería para el festival. Troy Oslon y yo fuimos e hicimos el concierto y entonces, en cuanto volvimos de alemania, encontré un batería permanente durante un tiempo en Scott Peter y ya estábamos de nuevo haciendo rodar MANILLA ROAD. Sí, la discográfica no quería SHARK PROJECT, querían MR y el proyecto en el que estábamos trabajando estaba basado en un proyecto de MR de todas formas. Por lo que grabamos y lanzamos “The Deluge Part II” con “Atlantis Rising”. Y entonces lo seguimos con “Spiral Castle” y, en medio de todo éso, empezamos a girar de forma regular por Europa y Estados Unidos.

 

- Curiosamente en el 2002 sale “Mark of the Beast”, un disco hecho en 1981, lo cual tenia que haber sido vuestro segundo trabajo. ¿Qué pasó y por qué salió tan tarde? ¿Era un disco adelantado a su tiempo quizás? ¿O hubo algún otro problema?

Sencillamente, no nos gustó el resultado del proyecto cuando lo grabamos y lo dejamos en la estanterías hasta años después, cuando finalmente hablamos acerca de lanzarlo.

 

- Y entrando en la ultima etapa, con trabajos conceptuales cómo “Gates of Fire” o “Voyager” creo que MANILLA ROAD se asienta y llega a mucha más gente actualmente. ¿Cómo has visto tu esta última etapa de la banda comparada con todo lo que tienes detrás?

Me encantan esos dos discos. Creo que la producción era algo más fina en “Gates…” y la masterización en “Voyager” quedó demasiado oscura, pero me siguen encantando los discos y especialmente las historias de ambos. Pienso que MR ha crecido hacia una gran banda de concepto épico y que el sonido es totalmente único y esos dos trabajamos muestran que seguimos teniendo muchas ideas nuevas pero también seguimos viviendo dentro de las raíces del combo. Estoy amando esta época de MANILLA ROAD.

 

- Otra curiosidad fue la salida de “AFter Midnight Live”, una curiosa grabación de los primeros tiempos de la banda grabadas en una radio local. Cuéntanos cómo sale esta idea y cómo fue ese momento en su tiempo.

Fue un momento mágico entonces porque éramos la primera banda de Metal en hacer algo cómo éso en nuestro estado. Fue realmente genial tocar en directo en la radio. Las cintas en las que grabamos el espectáculo fueron casseres y hubo dos de ellas. Ambas acabaron perdidas en el tiempo y entonces Rick Fisher encontró un día la segunda mitad del programa entre sus cosas viejas y me lo dio para ver si podría salvarlo y restaurarlo. Lo hice y salió lo suficientemente bien y decidí editarlo. Aunque no fue algo que me dio dinero rápido. Solo lo saqué porque toda la música que hay ahí jamás había sido lanzado antes y no había sido escuchada por la mayoría de nuestros seguidores.

 

- Vosotros sois una banda asidua a festivales de nivel undergroud. Yo tuve la suerte de veros en el Keep it True y cumplir uno de mis sueños. ¿Tenéis pensado hacer un circuito de festivales para este nuevo trabajo o, por el contrario, puede haber una gira para presentarlo?

Este año solo estamos haciendo un concierto. Pensamos que ahora somos PINK FLOYD… jeje. Somos cabezas de cartel de la Epic Night en el Hammer of Doom Festival en Alemania el 27 de octubre del 2011. Así que si queréis vernos este año tendréis que ir a ese concierto. Andreas Neurdith es nuestro batería para este concierto porque nuestro batería (Cory) está teniendo algunos problemas que ahora le están manteniendo alejado de viajar. Aunque debe ser glorioso. Neudi es un buen amigo y conocem muy bien la música y es un gran batería, así que creo que será un concierto para recordar. Básicamente estamos tocando de “Metal”, “Crystal Logic”, “Open the Gates”, “The Deluge”, “Mystification”, “Courts of Chaos” y un par de temas de “Playground of the Damned”. El concierto durará cómo minimo 2.5 horas y estamos tocando sobretodo temas que Rick o Randy tocaran porque es el material que mejor conoce Neudi.

 

- ¿Cuál es el futuro de MANILLA ROAD? ¿Tenéis planes para los próximos años? ¿Qué te gustaría hacer que aín no hayas hecho?

El plan para el futuro es seguir y seguir. No importa el quué, siempre habrá MANILLA ROAD mientras alguien quiera que toquemos o grabemos. No pararé hasta que no ya no pueda más físicamente. Así que esperad ver ROAD en la carretera y sacando más discos en el futuro.

 

- Pues por mi parte nada más, Mark, para mí ha sido un inmenso placer poder entrevistar a una de las bandas que más admiro y respeto. Y solo me queda decir lo que siempre digo cuando se trata de MANILLA ROAD: I’m mystified, I believe in MANILLA ROAD!! Muchas gracias Mark, espero veros pronto.

Muchas gracias por hacer la entrevista y por apoyar el grupo. Es realmente mi honor, tío, porque sabemos que sin el apoyo de nuestros amigos cómo tu, no somos nada. Me gustaría terminar diciendo a todos nuestros seguidores y a ti que ha sido el honor de mi vida crear e interpretar música para todos vosotros y espero que MANILLA ROAD nunca os decepcione. Juro por los dioses y las musas que seguiré esta búsqueda del acorde perdido mientras viva, y von cuestra ayuda quizás algún día lo logre. Up The Hammers & Down The Nails.

Que os bendigan

Shark

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin