BASTARD PRIEST – Under the Hammer of Destruction

Hoy en día parece que, dentro del Metal, están de moda los grupos “revival”; lo están en el Heavy, en el Black, en el Death… Desafortunadamente, la mayoría de estas bandas se limitan a copiar el estilo. Sorprendentemente, podemos decir que BASTARD PRIEST es uno de los pocos grupos que toman como ejemplo y base el Death Metal de principios de los 90 para crear con esta raíz su propio sonido.
El dúo sueco lanza este 2010 (aunque tienen una carrera de casi una década) su primer álbum de larga duración; “Under the Hammer of Destruction”, el cual ha sido grabado por el propio Matt Mendoza (batería y vocalista) aunque con ayuda, mientras que del libreto se ha encargado Inventor (guitarrista y cantante).

Los 11 temas que componen este compacto no son otra cosa que auténtico Death Metal al más puro estilo de la vieja escuela, incluso la producción parece de entonces, con cierta influencia de grupos como MASTER, AUTOPSY o incluso REPULSION. Su toque personal al estilo lo dan añadiendo ciertos elementos crusties y Punk, especialmente a la gran batería (que sigue un patrón bastante Thrash en su forma más sucia), que es la gran protagonista de este “Ander the Hammer of Destruction” en todo momento. A esta lo acompaña de gran manera el bajo, que ayuda a que BASTARD PRIEST suenen más densos y potentes.

Los riffs de guitarra son sencillos pero encajan a la perfección con su sonido, con detalles tanto Grind como Death metaleros, además tienen una gran melodía y son pegadizos, exactamente igual que su música.
Lo cierto es que todos los instrumentos, así como la voz (que en casi todo momento está en los tonos más altos y se podrían considerar, prácticamente, gritos, a veces acompañados por algunos efectos que no hacen otra cosa que mejorar el resultado y hacer que represente a la perfección la música), suenan en perfecta armonía y de forma sólida, manteniendo vivo ese sentimiento tan auténtico del Death sueco con cierto regusto Punk.
Los ritmos predominantes en este plástico son rápidos, pero en ocasiones también encontramos algunos pocos pasajes a medio tiempo y casi doomies, algo nos hace recordar a grupos suecos de Death Metal.

Música sucia, honesta, macarra, sencilla y directa, exactamente como las composiciones y su producción; minimalista y primitiva. Es decir, tienen todo lo que debe tener un grupo de este estilo. Tan solo se centran en ofrecernos canciones potentes, rápidas e intensas, con cierto aire Hardcore en algunos momentos (de hecho, han incluído una versión del grupo Hardcore BOMBANFALL).
Un álbum que derrocha ira y pasión al estilo de la vieja escuela y de la forma más pura. Totalmente esencial para los seguidores del género.

Pulverised Records (2010)
Puntuación: 9/10

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin