AYAT – Six Years of Dormant Hatred

Lo cierto es que son pocas (por no decir ninguna) las bandas de Metal que conocemos del Líbano. Una excepción, que además se encuentra dentro del Metal extremo son AYAT, los cuales levantan pasiones y despiertan nuestros sentimientos más extremos. Y es que se trata de una banda de estas que amas u odias.
La puedes amar por ser una música jodidamente desquiciada y realmente original, u odiar por este mismo sonido desquiciado que, para algunos, puede ser imposible de digerir.

El caso es que aquí están de nuevo AYAT, reeditando su único trabajo de larga duración, “Six Years of Dormant Hatred” para darle una mayor promoción. Algo que, sin lugar a dudas, merecen, ya seas de los que los aman o los odian, porque lo cierto es que innovación no les falta.

Pocas veces he escuchado mezclar tantos estilos como lo hacen estos chicos, y es que en este álbum no encontramos sutiles elementos de distintos géneros, sino una mezcla de ellos brutal, sin sutilezas; directo. Mezclan Black Metal con Death, con Industrial, Rock, Hardcore, Crust y Punk.

La mayoría de los temas tienen una base en segundo plano industrial, con una batería sobrehumana, exactamente igual que las voces, que en la mayor parte de casos son gritos casi sin sentido y que aportan todavía más locura a su increíblemente peculiar sonido, aunque los registros varían muchísimo.
Temas como “The Fine Arto f Arrogante. Part O” tienen una base crustie/punk con unos riffs muy rockeros, mientras que otros como el que le sigue, “Collective Suicide in the Boudoir” tienen una base entre el Punk y el Black Metal, con algunos elementos, especialmente a la guitarra y voz, que les otorga más sonido BM.
Otros cortes como puede ser “Fornication and Murder” hacen gala de lo increíbles y personales que pueden llegar a ser las voces y de esa base tan industrial, aunque no les hace sonar en absoluto electrónicos, sino que les dan más velocidad, brutalidad y hacen su música todavía más desquiciante.
Sin duda es una apuesta arriesgada, pero AYAT han demostrado tener la clave de cómo hacer que suene perfecto y que, sorprendentemente, todo encaje mientras desatan toda su ira. Lo cierto es que hacen perfecta gala al nombre del disco, descargando tal dosis de odio que parece haber sido controlado desde hace años.

Todo en este disco es memorable, empezando por las voces, siguiendo por la batería, el sonido sucio, las atmósferas asfixiantes y los riffs tan variables. Tampoco podría destacar una canción en concreto, ya que cada una es distinta a la anterior. Un álbum de una amenidad apabullante y un sentimiento general de suciedad, caos y locura que parece haber sido perfectamente calculado.

Pongo la mano en el fuego a que pocas veces os habéis encontrado con una obra tan extrema y tan personal. Os guste o no, este “Six Years of Dormant Hatred” no dejará indiferente a absolutamente nadie.

Moribund (2010)
Puntuación: 9/10

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin