Me están gustando estas fiestas mayores de ciertas localidades.

Otra vez por la face, por la patilla, por toa la gorra, o por donde os lo queráis pasar… tenemos otro gran concierto.

" />

Ripollet Rock 2009 – Parc Pinetons 28/08/2009

Me están gustando estas fiestas mayores de ciertas localidades.

Otra vez por la face, por la patilla, por toa la gorra, o por donde os lo queráis pasar… tenemos otro gran concierto.

Me están gustando estas fiestas mayores de ciertas localidades.

Otra vez por la face, por la patilla, por toa la gorra, o por donde os lo queráis pasar… tenemos otro gran concierto.

Empezaron tocando Amadeüs, una banda metalera de aquí Barcelona. No sabría definir muy bien el estilo… así que mejor entrad al link.
Llegamos un poco tarde al concierto y tan solo pudimos escucharlos unas pocas canciones. Me pareció que tocaban bastante bien y llenaron bastante el escenario.

Tras el largo descanso para la preparación del escenario vinieron uno de los grandes exponentes del metal gótico, Epica. Llegaron con mucha fuerza y tocaron bastanes canciones, según alguna gente no todas las mejores, se hizo muy entretenido ya que entre ellos se ponian a hacer posturitas, la señorita Simone hizo algún pequeño arrumaco (qué maja ella, no?).

El cantante comentó algo muy “bonito”, algo así como ya dijo Robb Flynn en el Sonisphere… el metal sigue vivo gracias a todos nosotros, porque lo llevamos dentro y no es el tipo de música que se pone en las radios y las teles. Y cuánta razón… a ver si alguien se decide a hacer programas de este tipo, que algunos hay pero son bien minoritarios y de poca audiencia y corto alcance…

Luego llegaron Dulcamara, death metal desde Toledo. Fue un grupo que me sorprendió bastante por la energía y contundencia del sonido, un grupo muy a tener en cuenta en el futuro. También me sorprendió los dos covers que hicieron, uno fue el “We Will Rise” de Arch Enemy y el otro no pude escuchar bien qué canción era y tampoco la pude reconocer.

Y ya para finalizar tocaron los también barceloneses Bad Way, con un rock alternativo muy a tener en cuenta. Lo malo de este concierto era la poca gente que había, que dado que el último bus salía a la hora de empezar el concierto ya mucha gente prefirió llegar a casa en vez de quedarse tirada en medio de Ripollet hasta las 8 la mañana o así. Un pequeño fallo de la organización en mi punto de vista.
Es un grupo que me gustó mucho, derrochan mucha personalidad y se nota el nivel de los integrantes. Un guitarrista se hizo algún que otro solo de aúpa.

Y ya después de todo se procedió al desalojo del recinto una vez finalizado el concierto.

 

Angel Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin